Marina Perea y Lucía Ruibal

Marina Perea y Lucía Ruibal se unen para presentarnos “MaraMante”, un espectáculo donde hacen un análisis del conflicto provocado por la dualidad entre la emoción y la razón en el ser humano, representados por La Mar y La Roca durante el ciclo de un día.

La mar a lo largo de 24 horas pasa por diferentes fases, como la vida. Desde que amanece hasta que anochece el agua cambia de ánimo, es libre y, apoyada con otros factores influyentes (el viento, la luna…) adquiere cambios en su ritmo y movimiento. Por el contrario, la roca permanece, no cambia, esta estática, aparentemente sin vida, sin importarle los cambios que la mar pueda sufrir a lo largo del día. Pero ¿Por qué la mar siempre busca incesantemente a la roca? La emoción necesita de la razón para ser libre, inclusive la provoca, la hiere, la golpea con fuerza para arrastrarla y llevársela con ella a sus inmensas aguas.

Vivir desde la emoción, aun sabiendo que la razón no puede cambiar de condición. La lucha incansable del ser humano para tomar la decisión de ser libre, o ser coherente y responsable, con las experiencias que decide vivir.

La obra está escrita intencionadamente en femenino, ya que es una idea nacida de los sentimientos de dos mujeres que desean reflejar la sensibilidad, y a su vez, la fortaleza de la mujer en todos los elementos que componen la puesta en escena.

Los comentarios están cerrados